Fracaso escolar y TDAH

  • El 20% del fracaso escolar está asociado al niño con TDAH que no recibe atención especial en clase  (elmundo.es)
  • Con tratamiento y supervisión, ‘los niños pueden llevar una vida normal’.
  • El 20% de casos que siguen tratamiento supera la enfermedad sin cambios de conducta.
  • Del 80% restante, un 60% podrá mitigar los efectos del TDAH y llevar vida más normal.
  • Y el último 20% ‘serán enfermos que seguirán presentando síntomas de forma severa’La Fundación Hospitales Nisa acoge este jueves una nueva Aula de Salud con motivo del X aniversario del Hospital Nisa Rey Don Jaime de Castellón. Con carácter gratuito, el centro hospitalario de la calle María Rosa Molas abre sus puertas a la charla Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) a cargo de la neurofisióloga clínica del Rey Don Jaime, Maribel Andrés Calvo y la psicopedagoga y doctora en Psicología Evolutiva y de la Educación de la UJI, Clara Andrés Roqueta.
    Las especialistas alertan de que «el 20% del fracaso escolar en España está relacionado con pacientes TDAH que no reciben una atención especial en las aulas». Además, un 40% de niños/as con TDAH suele tener un bajo rendimiento escolar y un mal comportamiento, por lo que son objeto de expulsiones o rechazo de sus compañeros.
    El tratamiento de niños con Trastornos del Neurodesarrollo (TND), entre los que se encuentran los hiperactivos, incluye varios pilares básicos como el apoyo y la orientación a las familias, los tratamientos psicopedagógicos en el colegio y en el hogar y los farmacológicos establecidos por el pediatra. Además, según comentan las expertas, requiere de una intervención psicológica sobre el niño/a (en caso que se presenten otras alteraciones psiquiátricas como depresiones, etc.).
    «Las pruebas médicas serán las que determinen la necesidad de administrar fármacos a estos niños, teniendo en cuenta una revisión periódica del efecto de los mismos y si se produce una mejora a corto plazo», aportan.
    Sin embargo, al ser trastornos que se inician en la etapa infantil, el tratamiento «siempre» debe abarcar tanto el ámbito familiar como el educativo y no confiar únicamente en el tratamiento farmacológico, «puesto que es el tratamiento psicosocial el que tendrá un efecto a largo plazo en el niño», añaden.
    Con tratamiento y supervisión, comentan las especialistas, «los niños pueden llevar una vida normal, y en algunos casos, pocos (20%) superarán la enfermedad y llevarán una vida adulta satisfactoria y sin cambios de conducta». Del 80% restante, un 60% podrá mitigar los efectos del TDAH, «permitiéndole una vida más o menos acorde con la sociedad actual». Y, por último, un 20% «serán enfermos que seguirán presentando los síntomas de la enfermedad de forma severa».
2016-11-03T22:19:11+00:00